Morelia, Mich a 17 de julio del 2018.- El paso de Cristina Portillo Ayala por la política y servicio público ha sido de escándalos. Hoy la diputada electa por Morena, se ha visto en episodios vergonzosos.

Uno de ellos sucedió cuando su novio Omar R atropelló a tres agentes de la policía en plena avenida Madero de esta capital en mayo del año pasado.

Este mismo sujeto, pareja sentimental de la otrora perredista salió libre bajo las reservas de ley, ya que las lesiones que ocasionó a los oficiales, no se consideraron graves.
En esos días Portillo Ayala denostó el trabajo periodístico de medios de comununcación que dieron seguimiento al caso de su novio.

Tras el incidente, Omar obtuvo trabajo como asesor en la Comisión Especial para Víctimas, el cual obtuvo, según por un favor que Portillo Ayala pidió a la entonces titular Selene Vázquez Alatorre.

Sin embargo, más tardó en ingresar a la dependencia cuando fue despedido, derivado de las presiones de los medios de comunicación

La diputada electa de Morena también consiguió chamba a su galán en el Congreso del Estado, como asesor en la Secretaría de Servicios Parlamentarios.

La morenista fue exhibida públicamente de solicitar “moches” a medios de comunicación para aprobarles un convenio de colaboración. Esto sucedió cuando se desempeñó como presidenta del Comité de Comunicación Social en la antepasada legislatura.

Además, Portillo Ayala obtuvo una plaza en la Cámara de diputados para su hija.