Morelia, Mich., 13 de Marzo de 2018.- Durante la administración de Leonel Godoy Rangel, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) recibió un trato preferencial y se le entregaron decenas de millones de pesos, basados en documentos de un dudoso carácter legal conocidos como “minutas”.

En el año 2008, luego de una serie de reuniones entre los representantes del gobierno del estado y la famosa coordinadora, en ese entonces encabezada por Artemio Ortíz, alias “el muñeco”, en el mes de junio se firmaron una serie de acuerdos que complicaron aún más, la complicada viabilidad económica de la entidad.
El 6 de junio de 2008, por parte del gobierno del estado encabezaron la negociación Fidel Calderón Torreblanca, secretario de gobierno, y Humberto Suárez López, secretario de finanzas y administración. Acompañando al “muñeco”, como parte de su comité firmaron también, Jorge Cázares Torres, Carlos Tinoco Carlón y Benjamín Hernandez Gutierrez, entre otros.

Entre los millonarios compromisos pactados destaca la entrega de 10 millones de pesos a la CNTE para la organización de algo denominado, Congreso Estatal Popular de Educación y Cultura en el Estado de Michoacán. La finalidad de este evento era, obtener “un diagnóstico integral del estado que definan las líneas generales del plan integral del desarrollo, y el Plan educativo para Michoacán”.

6 millones de pesos, “para programas de construcción, mantenimiento y equipamiento de oficinas de supervisión escolar, así como para material de oficina”. Otro más: “Para facilitar la labor de los trabajadores del Personal de Apoyo y Asistencia, el Gobierno del Estado dispondrá de un monto de 10 millones de pesos para la dotación de paquetes de herramientas e implementos necesarios y de calidad”.

En el punto 30 del documento (cuya copia consta en esta redacción) se puede leer: “En reconocimiento a los alcances del programa de apoyo a la jubilación como parte del proceso de reordenamiento y saneamiento de la SEE, el Gobierno del Estado sostendrá este programa. Por lo que para el año 2008-2009, destinará 20 millones de pesos”.
La Sección XVIII expresa, por escrito, su rechazo a las Escuelas de Horario Extendido, los programas Escuela Segura y Escuela de Calidad, y también a los Consejos de Participación Social. En la última clausula, la número 49, la administración encabezada por Leonel Godoy Rangel, renunció a su obligación de cumplir y hacer cumplir la ley; la rectoría del sistema educativo y la defensa del derecho de las mayorías. “El Gobierno del Estado (consigna el documento), no ejercerá ningún tipo de represión en contra de los trabajadores de la educación como consecuencia de su participación en las actividades de carácter sindical”.