Por Armando Saavedra

DEL 20-03-19

*LAS “SABANDIJAS” EN MICHOACÁN.
*CRISIS ESTRUCTURAL DE MORENA EN MICHOACÁN.
*PORTILLO AYALA SE VICTIMIZA.
*“EL TROLL” PRESUNTAMENTE CONTRATADO.
*SE NECESITA DENUNCIAR LOS HECHOS.
*ISABEL MALDONADO, FISCAL REGIONAL MORELIA.

Vaya pronunciamiento que hiciera el delegado nacional en Michoacán del partido Movimiento de Regeneración Nacional con funciones de presidente SERGIO PIMENTEL MENDOZA, quien sin contemplaciones dijo que, en el estado, MORENA también tiene a sus respectivas “sabandijas”, las que dijo, tenemos muy bien identificadas y por el momento, no han logrado detener las tareas del partido, no olvidamos quienes son.

Y es que las declaraciones de la dirigente nacional de MORENA CITLALI IBÁÑEZ CAMACHO, mejor conocida en el medio político como YEIDCKOL POLEVNSKY GURWITZ, en el sentido de que en MORENA se habían colado algunas sabandijas, diciendo textualmente lo siguiente: “Son muchas las sabandijas que se nos han infiltrado, son muchos los que están echándole el ojo al partido de una manera mezquina y perversa, porque están pensando que el partido tiene mucho dinero”

CRISIS ESTRUCTURAL DE MORENA EN MICHOACÁN.

Lo acontecido el pasado lunes en el evento conmemorativo de la Expropiación Petrolera entre los diputado morenistas ALFREDO RAMÍREZ BEDOLLA y FERMÍN BERNABÉ BAHENA, no es otra cosa, sino parte de las consecuencias de los desencuentros al interior de la fracción parlamentaria de MORENA en la 74 legislatura al congreso del estado.

En tales desencuentros, resalta el activismo de la diputada CRISTINA PORTILLO AYALA, cuyo carácter explosivo e impositivo se ha hecho presente hasta convertirse en uno de los principales aditivos para la crisis institucional de dicha fracción parlamentaria, la que terminó en primera instancia, en el derrocamiento del diputado RAMÍREZ BEDOLLA como coordinador parlamentario.

PORTILLO AYALA SE VICTIMIZA.

A través de un boletín, la diputada CRISTINA PORTILLO AYALA exige a sus “adversarios” políticos, el cese de una presunta campaña negra enderezada en su contra y de algunos otras “figuras” de MORENA, “pues intentan destruir su imagen y trayectoria política, exigiendo a la “alta dirigencia” de nuestro partido en el estado, una investigación del caso, pues al final, el más perjudicado es nuestra institución, MORENA”.

Lo anterior, a raíz de la denuncia que hiciera un medio de comunicación en contra del director de comunicación social del ayuntamiento de Morelia, a quien acusan de instruir a un “troll” de implementar campañas de desprestigio en contra de diversos actores políticos del estado, empero, no existen pruebas contundentes al respecto y es lo que hace más sospechosa la denuncia.

Y es que ponerse el traje de víctima antes de comprobar si es cierto lo que se dice, me parece ligero y falto de mesura, pues insisto, no hay alguna prueba contundente que indique la responsabilidad del funcionario municipal, por el contrario, la fuente de tales aseveraciones es la que está en serias dudas.

“EL TROLL” PRESUNTAMENTE CONTRATADO.

En las notas periodísticas, particularmente del grupo a donde pertenecen una televisora y un par de medios más, se dice que se trata de un troll contratado por el ayuntamiento, para implementar campañas negras en contra de actores políticos, solo que, al investigar tantito, este escribidor pudo conocer que se trata de ALFREDO SMITH, un ex empleado del Colegio de Morelia, el que, al llegar la nueva administración, fue despedido.

En esta columna a principios del mes de octubre del 2018, denunciamos que la directora del Colegio de Morelia OMEGA VÁZQUEZ REYES había despedido de manera injustificada a un grupo de empleados pertenecientes al sindicato de trabajadores del Colegio de Morelia, entre ellos, a ALFREDO SMITH a quien particularmente se acusó de no trabajar y cobrar prácticamente como “aviador”.

Son las circunstancias anteriores, las que hacen poner en duda la veracidad del dicho de ALFREDO SMITH, pues son claras las motivaciones que tiene para decir eso y más, ante lo que él mismo consideró un despido injustificado, de ahí que se hace importante que la autoridad correspondiente, verificara si las capturas de pantalla en la que se funda la acusación, son reales o editadas.

SE NECESITA DENUNCIAR LOS HECHOS.

Para que la autoridad actúe, se hace necesario que cuando menos alguien de los aludidos como objetivo de las campañas negras, acuda a realizar la denuncia correspondiente ante la fiscalía general del estado, con el objeto de que peritos en materia de cibernética y/o diseño gráfico, dictaminen pericialmente sobre las “pruebas” ofrecidas por los medios de comunicación.

Así las cosas, por lo menos el activista social GUILLERMO VALENCIA REYES, la coordinadora de comunicación social del gobierno estatal JULIETA LÓPEZ BAUTISTA, la diputada CRISTINA PORTILLO AYALA y/o el diputado federal IVÁN PÉREZ NEGRÓN RUÍZ, deberían de acudir a la Fiscalía General del Estado a realizar la denuncia de hechos correspondiente y de resultar ciertos los hechos, que el funcionario responsable y denunciado, comparezca ante la ley.

ISABEL MALDONADO, FISCAL REGIONAL MORELIA.

Sin mucho aspaviento, el Fiscal General del Estado ADRIÁN LÓPEZ SOLIS designó este día a la multigraduada ISABEL MALDONADO SÁNCHEZ como la nueva Fiscal Regional con sede en esta ciudad capital, fiscalía que se encontraba acéfala desde hace algún tiempo y era tendida a manera de “encargada del despacho” por la abogada MARISOL MORENO ÁLVAREZ.

Afirmo que multigraduada, por que el curriculum vitae de MALDONADO SÁNCHEZ, vaya que es extenso, lo compone entre otras cosas, una retahíla de cursos, diplomados y reconocimientos expedido por instituciones policiacas del país y del extranjero, solo que dichos títulos t reconocimientos, no fueron suficientes para sacar adelante la seguridad de Morelia.

En los asuntos de prevención de los delitos, ISABEL MALDONADO no pudo, ¿Lo podrá hacer en el renglón de la persecución de los delitos? Estaremos muy atentos en su desempeño, pues de entrada, habrá que ver como reacciona ante la presencia de grupos de justicieros sociales, que persiguen y castigan a presuntos delincuentes, por propia mano en franca violación a la ley y en franca exhibición del fracaso de la fiscalía como autoridad persecutora de delitos.