Por Armando Saavedra

DEL 28-12-17

TOÑO SOTO, NUEVO TITULAR DE SEDESOH

Aunque sea 28 de diciembre, día de los santos inocentes, lo del nombramiento de ANTONIO SOTO SÁNCHEZ como nuevo Secretario de Desarrollo Social y Humano (SEDESOH), no tiene nada de broma, pues el titular del poder ejecutivo designó a SOTO SÁNCHEZ en sustitución de MIRIAM TINOCO SOTO, quien en una polémica carta pública renunció a la titularidad de esta dependencia del estado, donde acusó falta de recursos para cumplir compromisos con varios sectores sociales.

A pesar del rotundo fracaso de TOÑO SOTO al frente de la Secretaría de Desarrollo Económico estatal, fue designado el pasado 3 de abril, como “jefe de asesores del gobernador”, en donde su paso al igual que en la de desarrollo económico, fue intrascendente, sin algo que valga la pena resaltar.

¿JEFE DE RECURSOS DE CAMPAÑA?

Por supuesto que nos asalta la duda, si TOÑO SOTO será el jefe de recursos varios para las campañas políticas en puerta, pues la determinación de la coalición Por México al Frente, de entregarle la candidatura a la presidencia municipal de Morelia al Partido Acción Nacional, evidentemente frustró las aspiraciones de SOTO SÁNCHEZ de ser él, el candidato a edil de la capital del estado, pues era claro que la candidata natural a ocupar esa posición, era la actual sub secretaria GABRIELA MOLINA AGUILAR.

SOLO 4.79% Y 11.27%, AUMENTO PARA LA UM

El mensaje es muy claro de las autoridades, tanto del gobierno del estado como del gobierno federal a la comunidad universitaria, pues el gobierno federal otorgó solo un minúsculo 4.79% de aumento en el presupuesto federal para la Universidad Michoacana, que significan $86’693,325.00, con respecto a lo otorgado en el 2017, es decir, el gobierno federal solo asignó para la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo la cantidad de $1,897’035,100.00 ya con el aumento referido.

Por su parte, el gobierno del estado otorgó a la universidad nicolaita, un aumento en el presupuesto que le corresponde aportar, del 11.27%, que en pesos contantes y sonantes significaron $83’960,691.00, de manera que el gobierno que encabeza SILVANO AUREOLES CONEJO propuso al congreso del estado otorgar un presupuesto para el 2018 de $829’275,343.00 ya con el aumento señalado.

Así las cosas, la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, recibirá para este 2018 que inicia en 3 días, un presupuesto total de $2,726’310,443.00, que significan con relación al asignado en el 2017, un aumento promedio del 8.03%, dinero que de ninguna manera intenta resolver el problema financiero en que está sumida nuestra máxima casa de estudios, pues el déficit presupuestario de la UM, es cercano a $903’954,040.49.

EL MENSAJE GUBERNAMENTAL

Desde luego que no pasa desapercibido para los gobierno federal y estatal, la crisis financiera de la Universidad Michoacana, como tampoco desconoce que el presupuesto otorgado para el ejercicio fiscal 2017 es insuficiente para enfrentar los compromisos económicos de nuestra casa de estudios, pues las gestiones (limosneo) que realizan las autoridades universitarias, ante esas autoridades, confirman las dos circunstancias, empero…

¿Porqué a sabiendas de que el presupuesto asignado para el 2018 no alcanzará, así lo propusieron y autorizaron? La respuesta es simple: la comunidad universitaria, más de 50 mil alumnos, profesores, empleados administrativos y manuales, así como los jubilados de los respectivos gremios, deberán de entrar en la dinámica de una reingeniería de la estructura universitaria, que incluye su sistema de pensiones y jubilaciones, la implementación de un sistema de becas estudiantiles en sustitución de los albergues llamados “casas del Estudiante”, así como una planificación estrictamente austera del gasto operativo de la universidad.

Tal “reingeniería” que no es otra cosa que la implementación de medidas de contención del gasto universitario, son lamentablemente una condición “sine qua non”, no cederá el gobierno a otorgar más recursos a la Casa de Hidalgo y la reflexión para entrar en esa dinámica de “reingeniería”, es urgente, pues de otra manera, al inicio del tercer cuatrimestre del 2018, estaremos en las mismas circunstancias que vivimos hoy y los grandes perdedores serán -una vez más- los más de 50 mil universitarios.

Y NO PASÓ EL ARTÍCULO 26 DE LA LEY DE INGRESOS

La verdad no sé sí el escándalo que se armó con relación a los cobros educativos contemplados en el artículo 26 de la ley de ingresos del estado de Michoacán para el ejercicio fiscal 2018, que contempla los “Derechos por Servicios en Materia de Educación”, fue intencional para opacar mediáticamente la aprobación del presupuesto para la Universidad Michoacana o sin buscar ese resultado, así les salió a los integrantes de la 73 legislatura al congreso del estado.

Lo cierto es que dicho artículo 26 de la ley de ingresos, estaba destinado al fracaso, pues la pretensión de la autoridad estatal de “legalizar” algunos cobros indebidos que ya se aplican a los educandos del estado, fue tan mal redactada y su contenido elaborado con los pies, que con solo leerlo nos daríamos cuenta de tal destino, pues era tan ridículo que tenía la osadía de pretender cobrar derechos por “Exámenes a Título de Suficiencia” en el nivel de primaria, exámenes que nunca han existido ni existen en ese sistema.

Ahora el conflicto es la disputa por la paternidad del fracaso de dicho artículo 26 de la ley de ingresos, pues de entrada la Junta de Coordinación Política que preside la diputada priista ADRIANA HERNÁNDEZ ÍÑIGUEZ se la atribuye, empero, en lo individual, varios diputados de diversos partidos en sus respectivos “boletines de prensa” también se la atribuyen, así que lo mejor será atribuírsela a los 40 diputados que la votaron y asunto resuelto.