?

Morelia MIch a 13 de abril del 2018.- Un caso más de arbitrariedad médica se presenta en el sector salud de Michoacán. Ahora fue en el Hospital Regional de Zitácuaro dependiente de la Secretaría de Salud, en donde un traumatólogo  trató a punta de majaderías a un familiar de un paciente que sufrió un accidente quien además le pidió 50 mil pesos para operarlo.

Érika Merlos Reyes, tía del afectado, recordó que el sábado pasado por la noche su sobrino se accidentó  en Jungapeo de donde fue trasladado en una ambulancia de la presidencia municipal a Zitácuaro para su atención por una fractura expuesta en un pie.

Y  fue precisamente en el Hospital Regional donde el doctor Aguilar, quien valoró la gravedad de la lesión,  se dirigió a ella  con un insulto diciéndole: que por qué chingaos seguía el paciente aquí, que debería de estar en un hospital particular o lo hubieran trasladado a otro nosocomio de gobierno a Morelia.

Érika, además denuncia que el traumatólago le sugirió que él podía operar a su sobrino con un costo de 50 mil pesos más  20 a 30 mil por gastos de hospitalización.

“Revisó la radiografía y le revisó el pie a él, y me dijo creo que sí los podemos atender aquí, pero lo lastimó muy feo. Después me dijo voy a cruzar las indicaciones, se fue y regresó, y como burlándose me dijo: voy cruzar los medicamentos y lo podemos operar”.

Ante la situación, decidió sacar al paciente del Hospital Regional, y fueron con un particular quien nos cobraba económicamente. Y detalla que el nosocomio del sector salud sólo le administraron al paciente diclofenaco y ketorolaco para el dolor.

Finalmente informó que por la estancia en el hospital primeramente le quisieron cobrar mil 800 pesos pero finalmente quedó en 800.