Morelia, Mich., a 02 de enero de 2018.- Durante el 2017, Morelia se posicionó como uno de los municipios modelo a nivel nacional en cuanto a la justicia cívica se refiere, luego de que entraron en vigor las nuevas atribuciones de la figura del Juez Cívico, quien además de fungir como mediador de conflictos e imponer sanciones de carácter social, también fue facultado para  “calificar” las infracciones de tránsito.

Al respecto, Bernardo León Olea, Comisionado Municipal de Seguridad, destacó que con las modificaciones al Reglamento de Orden y Justicia Cívica, en el mes de mayo del año pasado, la capital michoacana se colocó a la vanguardia en este rubro, abonando en el orden público y la concientización ciudadana y cuyo sistema es cada vez más reconocido por los morelianos.

Detalló que con este nuevo modelo, se brindaron más de 8 mil 500 audiencias ante el juzgado cívico en el año 2017, de las cuales 4 mil 500 fueron por faltas administrativas y más de 4 mil por infringir el Reglamento de Tránsito y vialidad en el municipio.

Con estas acciones, apuntó León Olea, la actual Administración “está rompiendo esquemas respecto al actuar de la corporación municipal, la cual no sólo centra sus acciones en reducir los índices delictivos, pues trabaja desde una perspectiva integral, apostando por la prevención del delito, la disminución de reincidencia en las infracciones viales y la mejora de la convivencia social”.

En este tenor, puntualizó que los principales motivos en el caso del incumplimiento de faltas administrativas, fueron por alteración del orden por riñas, consumo de bebidas alcohólicas en lugar prohibido y consumo de estupefacientes; mientras que en el caso de las infracciones de tránsito, la mayoría se debieron por estacionarse en lugar prohibido.

El encargado de la política de seguridad en el municipio, recordó que hoy en día, son cuatro los jueces cívicos que operan tanto en la Comandancia del Centro Histórico (en las instalaciones de la Antigua Central Camionera), como en la Comisaría de Tiníjaro, quienes laboran las 24 horas del día, los 365 días del año.

Enfatizó que con este novedoso esquema, los ciudadanos que cometen faltas administrativas o de tránsito, pasan a una audiencia ágil, pública y videograbada, en la cual el Juez escucha al presunto infractor y decide qué tipo de sanción aplicar, en los términos de la normatividad en la materia, al tiempo que precisó que cada audiencia dura entre 5 y 8 minutos, tiempo en el que las personas que realizan la falta tienen la posibilidad de exponer sus argumentos y los jueces pueden dialogar y concientizarlos al respecto de esta para evitar que reincidan.

“Estamos seguros que en este 2018 este sistema se consolidará y será defendido por los morelianos, logrando ver los primeros resultados en la disminución de la reincidencias de las alteraciones al orden social y de tránsito”, finalizó.