Ciudad de México., 17 mayo de 2018.- Solamente se ha impreso el 45% de las boletas de la elección presidencial, unos 42.2 millones de un total de 93.9 millones de documentos.

De no hacerlo, muchos votos de los mexicanos podrían quedar fuera del conteo.

El Presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Marko Cortés, dijo que, al modificarse el número de aspirantes a la Presidencia de la República, antes de que concluya el proceso de impresión de boletas, el Instituto Nacional Electoral debería proceder a reimprimirlas, con base en lo dispuesto en la legislación en la materia.

El artículo 267 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LEGIPE) señala que, cuando las boletas estén impresas, no podrán modificarse, sin embargo puede entenderse que aún no está concluido el proceso ya que solo va un avance del 45%, señaló el coordinador del Grupo Parlamentario de Acción Nacional, al agregar que esto ayudará a que no haya confusión en el electorado, ya que de no hacerlo aparecería una persona que, con casi mes y medio de anticipación, habría renunciado a su candidatura.

El Presidente de la JUCOPO advirtió que existe la certidumbre de que solamente se han impreso el 45% de las boletas de la elección presidencial (42.2 millones de un total de 93.9 millones), por lo que hay tiempo suficiente para modificar estos documentos.

Vale la pena tomar en cuenta todas las variables para que no exista ninguna duda en los ciudadanos al momento de acudir a la casilla a votar, se busca, en todo caso, que no existan confusiones y que el voto de los mexicanos efectivamente sea contabilizado.

“Estamos hablando de las elecciones más competidas y la más grande de la historia de México; estamos a tiempo de hacer el esfuerzo y darle al ciudadano la garantía de que existe capacidad de respuesta de las autoridades ante este tipo de eventualidades”, añadió.

A fin de no confundir a los electores, en cuanto se formalice la renuncia de la aspirante presidencial, consideramos necesario que las boletas presidenciales se reimpriman; el hecho de que Margarita Zavala aparezca en éstas, a pesar de haber dejado la contienda, puede generar que los votos de muchos mexicanos sean nulos y queden fuera del conteo.