Morelia MIch a 31 de mayo del 2018.- Celadores del Centro de Reinserción Social David Franco Rodríguez, mejor conocido como “Mil Cumbres”, denunciaron que fue injustificado el despido del director Félix López  Rosales a quien se le culpó de permitir supuestamente el ingreso de teléfonos celulares al penal.

De acuerdo a los guardias, al frente de la dirección del Cereso quedó Rodrigo Meza quien se desempeñaba como director del Albergue para Menores, y es amigo de coordinador de los Centros de Reinserción Social, José Candelario Jaime Contreras López.

Según los guardias denunciantes, los jefes de seguridad Armando Armenta y Juan Marín son los responsables de permitir el acceso de los teléfonos y de otros artículos prohibidos a al Cereso.

Denuncian que el nuevo director es conocido por corrupción, sin embargo, pudo más la amistad que tiene con el coordinador general, de quien piden su renuncia por las prácticas que ejerce contrarias a los derechos humanos.