Morelia, Michoacán a 01 de enero de 2018.- “La construcción de un gobierno honesto, transparente y generador de resultados es una exigencia de la sociedad y un compromiso indeclinable de la actual administración. Por ello, el Gobierno del Estado intensificó la aplicación y el seguimiento de las estrategias establecidas para prevenir, combatir y abatir actos de corrupción e impunidad en la administración pública estatal, a fin de garantizar la absoluta transparencia de la gestión pública, así como promover una auténtica cultura anticorrupción entre los funcionarios públicos y la sociedad”, resaltó la titular de la Secretaría de Contraloría de Michoacán (Secoem), Silvia Estrada Esquivel.

En ese tenor, la funcionaria estatal subrayó que durante este segundo año de gobierno, en la dependencia a su cargo se establecieron mejores sistemas de fiscalización y control que se aplicaron con apego a las disposiciones jurídicas que regulan la actuación de la autoridad y las sanciones por conductas irregulares, tal como la presentación vía internet de la Declaración de Situación Patrimonial Inicial, Anual de Modificación y Final, así como de Conflicto de Interés con base al Sistema Declaranet.

Asimismo, los Órganos Internos de Control a fin de que las instituciones públicas utilicen de forma eficiente los recursos públicos y que cumplan con sus objetivos y metas, ya que con ello se impulsa la cultura de la autoevaluación y que permita prevenir los riesgos que afectan el logro de resultados, al posicionarse la transparencia y la rendición de cuentas como los ejes rectores de las instituciones.

Aunado a ello, como parte de las estrategias que se implementan a nivel nacional, la Secoem se vinculó al sistema informático del Registro Único de Servidores Públicos (RUSPEF); acción que se encuentra enmarcada en la Agenda Común de Acciones para Prevenir la Corrupción, impulsada por la Secretaría de la Función Pública, a través de la Comisión Permanente de Contralores Estados-Federación (CPCE-F), a la cual esta secretaría forma parte, a fin de que los recursos sean aprovechados y aplicados con criterios de eficiencia, eficacia y transparencia.

Asimismo, la Secretaría de Contraloría de la entidad, a través de la CPCE-F, como representante de la región Centro-Pacífico que integran la Ciudad de México, Estado de México, Guerrero, Morelos, Querétaro y Michoacán, coordinó en el presente año las líneas de acción del proyecto Plataforma del Sistema Nacional de Fiscalización, para el cual se elaboró un diagnóstico sobre los sistemas y procesos en materia de auditoría a las 32 Órganos Estatales de Control.

Además del diseñó de una propuesta de datos a incluir en el sistema de información y comunicación, que permitirá la armonización entre el Sistema Nacional Anticorrupción y el Sistema Nacional de Fiscalización, mismo que se socializó en las entidades federativas, obteniendo un documento final con todas las aportaciones, el cual se compartió con la Región Noroeste en el tema de Control Interno, y con la Región Centro-Occidente en materia de Responsabilidades, para intercambiar y fortalecer dichos rubros.

A lo cual, la funcionaria estatal destacó el proyecto de Contabilidad Gubernamental, para el cual se dio seguimiento a los compromisos establecidos en el Convenio de Colaboración celebrado entre la HCP-ASF-SFP, para consolidar las actividades de fiscalización y transparencia en materia de Contabilidad Gubernamental y para ello, dijo que se diseñó una Cédula e Instructivo para evaluar el cumplimiento del Convenio, del cual 31 entidades federativas dieron respuesta.

“Como ningún otro gobierno, esta administración ha cumplido con el compromiso de proveer información clara, veraz y oportuna”, dijo la secretaria de Contraloría, quien finalizó que se ha cumplido con el compromiso de la base del actuar del Gobierno de Michoacán: la transparencia, puesto que a través de la vigilancia estricta y del cuidado al carácter preventivo, ahora, los servidores públicos se desempeñan con apego a sus responsabilidades y a la ley