Morelia, Michoacán., a 28 de diciembre de 2017.- La importancia que tiene la Universidad Michoacana para el estado, merece la solidaria participación de todos, porque es la cuna donde se forman nuestros jóvenes para un mejor futuro, afirmó
la diputada Rosa María de la Torre Torres.

La legisladora tricolor propuso en la máxima tribuna del estado, varios ajustes al presupuesto, para agregar más de 420 millones de pesos al fondo de la Máxima Casa de Estudios, mediante la disminución de los gastos de la Oficina del Ejecutivo del Estado, su Secretaría Particular, a la Coordinación General de Comunicación Social, la Secretaría de Gobierno y a la Representación del Gobierno del Estado de Michoacán de Ocampo en el Distrito Federal.

“Como legisladores, tenemos la obligación de generar las condiciones necesarias para poder satisfacer el derecho a la educación, el desarrollo de las capacidades de los estudiantes y el desarrollo científico, tecnológico y humanista en Michoacán”, enfatizó la también catedrática nicolaita, quien afirmó que su propuesta no busca complacer a las autoridades, ni a los grupos de poder que tanto han dañado a la Universidad.

Rosy de la Torre presentó una reserva al artículo 10 del Presupuesto de Egresos 2018 y explicó que se trata de salir en defensa y dar la cara por los más de 50 mil estudiantes nicolaitas, sus estudios, proyectos de investigación y proyectos de vida; además de hacer garantes los derechos laborales de los jubilados, pensionados y trabajadores académicos y administrativos que llevan ya dos meses sin percibir sus pensiones y salarios en tiempo y forma.

“Debemos comprometernos con la Universidad Michoacana y los más de 50 días en que se encuentra parcialmente paralizada, abonemos a que se consolide un presupuesto suficiente para que el año 2018 sea más holgado y permita tener un techo financiero que dé las bases para poder tener un dialogo que permita la supervivencia de la Universidad y la optimización de sus condiciones”.