Morelia, Mich., a 20 de diciembre de 2017.- Durante el 2017, la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas (CEEAV) ha atendido mil 372 casos, de los cuales 203 son asesorías y mil 169 representaciones ante el ministerio público y/o autoridad judicial, informó la titular del órgano, Selene Vázquez Alatorre.
Explicó que los asuntos atendidos por el personal de la Dirección de Asesoría Jurídica corresponden a 58 tipos delictivos del fuero común.
Al hacer un balance del trabajo realizado durante el año en curso, la encargada de despacho de la CEEAV explicó que el delito de secuestro fue el que requirió mayor atención del personal de Asesoría Jurídica, con 174 expedientes. Cabe señalar que los casos corresponden a hechos ocurridos en diferentes años pero que fueron vinculados a la CEEAV en la anualidad en curso.
También destacan por el número de casos atendidos 152 expedientes por robo calificado; 136 por lesiones y 121 por homicidio.
Vázquez Alatorre agregó que otros delitos que han requerido la intervención del personal de la Dirección de Asesoría Jurídica fueron daño en las cosas, con 64 expedientes; abuso de autoridad, con 52; violación con 50 casos y violencia familiar, con 45, por citar los de mayor incidencia.
Cabe señalar que el informe no incluye los expedientes atendidos por las Unidades Regionales de la CEEAV ubicadas en Lázaro Cárdenas, Apatzingán, Uruapan, Zamora, La Piedad y Zitácuaro.
El artículo 20 inciso C de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece que es derecho de la víctima “Recibir asesoría jurídica; ser informado de los derechos que en su favor establece la Constitución y, cuando lo solicite, ser informado del desarrollo del procedimiento penal”.
Por su parte, la Ley de Atención a Víctimas para el Estado de Michoacán establece en su artículo 65 que “la víctima tendrá derecho a un asesor jurídico que comparezca a todos los actos en los que sea requerido”, servicio que deberá ser gratuito “y se prestará a todas las víctimas que quieran o no pueden contratar a un abogado particular…”