“El consolidar el trabajo legislativo, así como dictaminar las iniciativas pendientes que se encuentran en las comisiones, es unas de las prioridades de la LXXIII Legislatura Local en la recta final”, afirmó la diputada local, Jeovana Alcántar Baca, quien señaló que hay varios temas que son apremiantes de que se aprueben, entre ellos, la iniciativa en la que se contempla la omisión legislativa.

En ese sentido, resaltó que entre los integrantes del Poder Legislativo, más allá de colores partidarios, han existido grandes coincidencias de construir un marco jurídico democrático, que le otorgue al pueblo de Michoacán herramientas que contribuyan para impulsar el desarrollo social, económico y político.

La diputada local por el Distrito de Hidalgo indicó que se ha estado revisando, en varias reuniones, los pendientes que están en comisiones, así como los temas que han presentado en lo particular, a fin de sacar lo más apremiante a corto plazo.

Una de las propuestas que consideró fundamental que se dictaminen, y que ella presentó, es la que contempla la figura de omisión legislativa, la cual constituye un sistema de control constitucional nuevo en el estado.

Al respecto, recordó que hace unos meses la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó al Congreso de la Unión que regule la propaganda del gobierno, en donde el máximo órgano resolvió en favor del Artículo 19, que interpuso una solicitud de amparo por la omisión de ambas Cámaras al no legislar en torno al tema.

Ante ello, la legisladora consideró necesario que se dictamine la iniciativa que presentó en la materia, la cual tiene como finalidad la defensa de los derechos fundamentales consagrados en la Constitución Local, ante el Poder Judicial del Estado.

Con esta propuesta, dijo, se busca proteger a las y los michoacanos, para que exijan sus derechos consagrados en la Constitucional Local; por lo que planteó dicha iniciativa para establecer a nivel local mecanismos de control constitucional, tales como controversias constitucionales y acciones de inconstitucionalidad local.

Por ello, se plantea regular la figura de omisión legislativa, que constituye un sistema de control constitucional nuevo en el estado y prácticamente en gran parte del país, y que se aplicaría ante la inactividad del órgano legislativo o ejecutivo en aquellos casos en los que se desacatara o desobedeciera un mandato especifico consistente en crear o dictar una norma legislativa o reglamento, “ya que ello vulnera los derechos fundamentales de los gobernados al no emitir una norma, que les favorezca o bien que tutele sus derechos fundamentales”.

“Con esta figura, el propio Poder Legislativo se obligaría a acatar la norma y respetar los tiempos para emitir las leyes a las que están obligados; a través de esta figura también se garantiza que el Ejecutivo haga lo propio y emita los reglamentos que hagan efectiva la aplicación de la norma”, finalizó