Sendero Político

Por José Cruz Delgado

Dan lástima los sectores del PRI
Se extraña a Yenny Márquez y Nateras Tello
Buena respuesta al concurso de fotografía de Sergio Ochoa.

Es una lástima que los sectores del PRI como CNOP, CNC y CTM, añejas organizaciones que garantizaban triunfos en los comicios hoy den más pena que gloria. Hoy dan lástima.

Se han acabado y sólo reaparecen cuando se acercan tiempos electorales y exigir al tricolor sus cuotas de poder para sus dirigentes y allegados. Son fantasmas que deambulan de aquí para allá sin llegar a ninguna parte.

Desde las cúpulas se designan a los líderes de los estados que dicen representar a la clase popular, obrera y campesina, pero son incapaces de realizar gestiones en favor de aquellos que dicen representar.
Pareciera que ya no hay por qué luchar porque todo está bien, la clase popular vive la ausencia de sus líderes, no tiene a quien recurrir para solucionar sus demandas, sus representantes se alejaron de las beses, las abandonaron y perdieron toda credibilidad pero sí se dicen dignos representantes populares.

¡Basura!

En el sector popular se imponen dizque dirigentes a modo, que no representan a nadie, no hacen trabajo solo asisten a pequeñas reuniones de vez en cuando y ya se sienten merecedores de tener una cartera. El sector femenil está abandonado, nadie sabe quién las representa y lo mismo sucede con los jóvenes, ya no hay Raymundos Arreolas ni Chuchos Lozanos, jóvenes que se la “rajaban” por el sector popular, aguerridos, que visitaban los municipios en busca de liderazgos, lo digo con conocimiento de causa porque me tocó ser delegado en el puerto de Lázaro Cárdenas.
¿Dónde está el sector juvenil del PRI? ¡Debe llegar otro Raymundo Arreola Ortega para que reviva?.
Hoy los jóvenes son muy light, quieren trabajar desde sus casas o a través del teléfono.

Había motivación y entusiasmo. Fueron otros tiempos, hoy se han perdido.

Por eso se extraña a los combativos Alfredo Nateras Tello y Yenny Márquez, quienes salían a las calles a defender a sus agremiados, desde el lustrador de calzado hasta el vendedor de chicles.

Hoy vive la CNOP una inactividad total y tiene su dizque dirigente pero se olvidó de la clase popular y solo utilizan el membrete para beneficios personales.

La CNC y la CTM también viven una crisis de credibilidad, los campesinos están en el olvido, muy poco o nada se hace por ellos, mientras que los cetemistas no creen en nada, pero eso sí, cuando hay elecciones, sus líderes son los primeros en levantar la mano porque quieren un puesto de elección popular y lamentablemente el PRI les da esa cuota por el simple hecho de pertenecer al tricolor.

¡Qué lástima!

El PRI debe exigirles trabajo, que salgan a las calles a defender los intereses de sus representados y que los dirigentes dejen de lado los intereses personales para que los ciudadanos vuelvan a creer en estos sectores que en un tiempo fueron factor de triunfo para el tricolor y cuando no hay respuesta de las autoridades en turno deben romper el esquema de la institucional y salir a la calle a exigir solución a las demandas sociales, claro, evitando la confrontación y la afectación a terceros.

En la CNC, desde hace muchos años hacen falta más Ignacios Garnicas o Efrenes Capices, auténticos luchadores sociales que ante la falta de atención a los campesinos daban una batalla feroz, claro con el apoyo de sus agremiados.

Hoy los campesinos ni los obreros creen en sus dirigentes.

El PRI debe hablar claro con ellos, leerles la cartilla y el que no quiera trabajar que se vaya, que deje el paso libre a quienes sí quieran ver por los intereses de las clases populares, obreras y campesinas, en sí demandas sociales, que se vea ese músculo para que la gente se acerque de nuevo y tengan credibilidad, porque hasta ahora los líderes se representan a ellos mismos, bueno desde las curules.
Que ya dejen de ser como los avestruces, que den la cara a su gente y que no solo saquen la cabeza cuando son tiempos electorales.
Con estos sectores y dirigentes ¡Pobre PRI!

Por cierto, el concurso de fotografía auspiciado por el diputado del tricolor por el Distrito de Apatzingán, Sergio Ochoa Vázquez, denominado“Tierra Caliente Michoacán”, está resultando todo un éxito, pues un gran número de imágenes están llegando y en breve se dará a conocer quién fue el ganador.

Hay que recordar que el objetivo de este certamen es cambiar la imagen de inseguridad y violencia que tiene ante la opinión pública tanto a nivel nacional como internacional la región de Tierra Caliente, cuyo centro es la simbólica Apatzingán y mostrar con orgullo, a través de la fotografía la riqueza natural y cultural que este bella región tiene, y que desgraciadamente se le ha dado una difusión errónea sobre la supuesta violencia, pero que en realidad es una zona de gente trabajadora y noble y que gracias su esfuerzo han hecho una tierra prometedora, un emporio en materia agropecuaria y que además cuenta con lugares turísticos muy atractivos.

Se trata de mostrar la otra cara de esta región, mostrar al mundo que Tierra Caliente de Michoacán puede visitarse e invertir, que tiene todo para sentirse orgullosos y borrar esa imagen negativa de que es una “tierra de nadie”