Por: Josè Cruz Delgado

Revés a Poncho Martínez

En horas podría quedar resuelto el problema universitario

No más endeudamiento para los morelianos: Adriana

La nefasta administración del alcalde independiente de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar sufrió un gran revés, luego que el Grupo Parlamentario del PRI consideró que no existe consenso con la propuesta del ayuntamiento relacionada con la contratación de una empresa bajo el esquema de asociación público privada (APP), para ofrecer el servicio de alumbrado público, según confirmó la diputada priista Adriana Hernández Íñiguez.

Al interior de su bancada, no existe un consenso para su aprobación y, si alguno de sus integrantes lo hace, será bajo su propia responsabilidad, advierte, luego de considerar que los legisladores del tricolor están en contra de los actos que atenten a los intereses de la colectividad michoacana, por lo que no existe interés en promover el endeudamiento del municipio de Morelia.

Y es que el tema de las famosas luminarias ha dado mucho que hablar pues consideran que la propuesta de las luminarias carece de claridad suficiente para tomar una determinación, por lo que no irán en detrimento de las posibilidades de desarrollo del municipio durante los próximos trienios, debido a una carga de obligaciones presupuestales.

Seguramente Poncho Martínez hizo la rabieta del año, pues considera que son cuestiones políticas pero los diputados hicieron en rechazar dicha petición porque los paganos seìan los morelianos, como siempre.

Luego de una reunión de las Comisiones de Programación, Presupuesto y Cuenta Pública y de Hacienda y Deuda Pública, durante la cual el presidente municipal de Morelia expuso una serie de argumentos para justificar la ampliación por 20 años del contrato con la empresa que opera la planta tratadora de aguas residuales de Atapaneo, el diputado Carlos Quintana Martínez, pidió absoluta legalidad y transparencia en todos los procedimientos que buscan endeudar al municipio y que han sido presentados ante el Congreso del Estado.

El integrante de la Comisión de Hacienda y Deuda Pública, indicó en un primer momento que las solicitudes de deuda, deben venir acompañadas de un Acuerdo de Cabildo que las respalde, situación que no ha sido así toda vez que al momento de revisar la documentación, el único oficio anexado es la iniciativa de la Comisión de Hacienda del Ayuntamiento, firmada por dos de sus tres integrantes.

Quintana Martínez detalló que de la ampliación solicitada para seguir pagando   durante 20 años más, 100 millones de pesos anuales a la empresa Aquasol Morelia S.A. de C.V., sumados los siete años que aún faltan para concluir el contrato ya asumido por el municipio, los ciudadanos le estarían pagando a dicha empresa aproximadamente dos mil 700 millones de pesos.

Luego de acercamientos con personal que labora en el Organismo Operador de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Morelia (OOAPAS), se le informó de que a pesar que se pudiera incrementar la capacidad de saneamiento, dicha planta nunca podrá tratar más de  mil 600 litros de aguas residuales por segundo.

Aunado a lo anterior, la asignación de 473 millones de pesos de manera directa a esta empresa,  sin ninguna licitación pública como lo mandata la ley, genera incertidumbre puesto que no hay ningún procedimiento en México que permita otorgarle a una empresa, una ampliación tan grande de recursos públicos.

“Con estos 2 mil 700 millones que se le pretenden dar a esta empresa, el Ayuntamiento tendría absoluta capacidad no sólo para ampliar la planta de Atapaneo, sino para construir una nueva que tenga la posibilidad de brindar un servicio mucho más eficiente y que sea propiedad del mismo municipio; por ello, lo que nosotros le estamos pidiendo al Ayuntamiento es que busquen alternativas más viables, menos caras y que no sigan enriqueciendo a unos cuantos, a costa del dinero de los morelianos”, insistió.

Carlos Quintana fue puntual al considerar prioritario que no se engañe a la ciudadanía al decir que es el Congreso del Estado quien detiene el crecimiento y el bienestar de la ciudad, sino que ha sido, es y será un compromiso de esta 73 Legislatura, ser más responsables con las autorizaciones de deuda, y no darle cabida a compromisos financieros impagables y que aniquilan los ya de por sí escasos recursos públicos.

El panista reiteró el compromiso de ser transparentes y no ceder ante los intereses de unos cuántos por hacer negocios con el patrimonio de los morelianos, por lo que no cederán en su obligación de velar por un manejo más responsable del dinero de los ciudadanos.

Por fin se avisora una solución al conflicto universitario pues se dijo que por gestiones del gobernador Silvano Aureoles ante el gobierno federal ya hau una respuesta y en breve podrá contar con reursos extraordinarios para cubrir el pago a trabajadores y jubilados.

Y bueno es una buena noticia pero será muy importante que se lleve una reingeniería para que cada año no tenga la Universidad Michoacana este mismo problema, pero será necesario que los empleados y profesores abonen algo y no sean tan intransigentes.

Los trabajadores por honorarios del sector salud equivocaron el camino al presentar una denuncia ante la Procuraduría de Justicia del Estado porque no les han pagado, la verdad están muy mal asesorados pues en primera, la dependencia no tiene facultades para intervenir en los laudos, sino la Sceretaría del Trabajo, así que es en esta última donde deben acudir para que resuelvan sus problemas laborales.