José Cruz Delgado

Por José Cruz Delgado

Delegado o comisionado, la misma gata nomás revolcada

¿Gobiernos paralelos para una dictadura perfecta?

¿Qué va hacer López Obrador con los despedidos por su plan de austeridad?

¿Qué irá hacer gobierno entrante con los despedidos con su plan de austeridad?

En la refundación del PRI ya no deben caber caciques políticos

Sigue dando mucho que hablar la figura de Delegado Federal en los estados, pues en Michoacán hay suspicacias en torno a esa figura, que a decir del gobernador Silvano Aureoles Conejo, esta decisión del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador podría violentar los principios básicos del pacto federal.

Hasta ahora no se ha especificado en qué consiste dicha figura, pero se dice que el Delegado será como un Virrey o un vicegobernador que podrá hacer uso de todos los recursos de las dependencias federales, lo que se presta a suspicacias, pues de alguna manera favorecería a los gobiernos morenistas, o sea, que no habrá piso parejo para todos y todo el poder federal pasara, en esta caso a Michoacán a través de Roberto Pantoja Arzola, que al igual que Cristóbal Arias Solís se siente omnipotente, pero además, tendrá también amplios poderes plenipotenciarios, igual que el nefasto Alfredo Castillo Cervantes.

Algunos partidos políticos ya reaccionaron a este nombramiento, el Partido de la Revolución Democrática, a través de su dirigente, Martín García Avilés, aseguró que la propuesta de Andrés Manuel López Obrador de eliminar las delegaciones de las distintas secretarias de Gobierno y nombrar a un delegado especial es una acción de inconstitucionalidad.

“En principio quiero fijar una postura muy clara, nítida y que no haya duda de lo que voy a decir. No es bienvenida la propuesta del señor Andrés Manuel López Obrador en el sentido de crear esta nueva figura estatal del delgado para el desarrollo, y no es bienvenida porque es una regresión Constitucional y es un atentado en contra del federalismo de nuestro país. En Michoacán ya tuvimos un comisionado y no nos fue nada bien”, señalaría el perredista.

“En Michoacán puede nacer la controversia constitucional que eche abajo la propuesta del señor López Obrador, dijo García Avilés.

La cosa no para aquí, PAN Y MC pidieron que se explique, pues todo indica que los morenistas pretenden tener el control absoluto en las 32 entidades del país, previendo los comicios del 2021, o sea que harán trabajo político pero con los recursos federales, al final de cuentas es la misma gata nomás revolcada, López Obrador actuará como el gobierno en turno, solo que con disfraz de democracia pura y por todos los medios buscarán mantener el poder.

Una dictadura perfecta

Por lo pronto el PRD no dará la bienvenida al coordinador porque se violentaría la autonomía del estado por lo que se vislumbra ya un conflicto igual que con Castillo Cervantes.

No nos hagamos bolas, el nuevo gobierno de López Obrador pretende crear un gobierno centralista para fortalecerse y poder mantener el control absoluto en el país, y de ello se encargarán los coordinadores para evitar que crezcan los gobiernos opositores y vuelvan a recuperar bastiones perdidos en los comicios pasados del primero de julio.

Pero bueno, dicen algunos que hay que darles el beneficio de la duda, entonces hay que esperar cómo actúan los nuevos Virreyes, pero téngalo por seguro que habrá muchos, pero muchos problemas con estos personajes, sobre todo, aquellos que intenten actuar como tales, como el caso de Roberto Pantoja Arzola, en Michoacán.

Por cierto, ¿Dónde irán a quedar aquellos que serán despedidos cuando el gobierno de AMLO aplique el plan de austeridad?

Las medidas austeras en los gobiernos están muy bien, pero recortar a miles de empleados de las distintas dependencias federales y dejarlos sin opciones está mal, ¿Qué van hacer para sostener a sus familias?

López Obrador deberá idear un plan para apoyarlos luego de que pasen a engrosar las filas del desempleo, sí, efectivamente serán liquidados como lo marca la ley, pero no será suficiente para vivir el resto de sus vidas con sus familias.

Algo debe hacer ¿No cree usted?

En la sesión extraordinaria del Consejo Político Nacional del PRI, la presidente Claudia Ruíz Massieu dio a conocer dos grandes procesos de transformación del tricolor, el primero un diagnóstico franco, objetivo y autocrítico sobre las causas de la derrota y segundo, un diagnóstico que incluya una reflexión profunda del pasado proceso electoral, pero que vaya mucho más atrás en su análisis”.

Precisamente, Víctor Silva Tejeda, presidente del priismo en Michoacán, coincidió con la dirigente en la importancia de reformar el instituto político. Precisó que hasta el 2019, se expedirá la convocatoria para elegir a la nueva dirigencia nacional, que implementará la reforma. De igual manera, se iniciarán los procesos de renovación en una tercera parte de dirigencias estatales que ya han cumplido sus periodos estatutarios.

La cosa es sencilla, si se quiere de verdad una refundación, se debe dejar participar a las bases en la toma de decisiones, que sean ellas, a través del voto directo quienes elijan a sus dirigentes, que los líderes de los sectores priistas ya no sean impuestos desde las cúpulas, que se la jueguen, que busquen el respaldo popular de la militancia credencial en mano para que no haya simulaciones.

Lamentablemente hay y habrá eternos políticos simuladores que ante la pérdida del respaldo popular se opondrán a un ejercicio libre y democrático, porque para ellos es mejor negociar las dirigencias o puestos de elección popular en los oscurito que entrarle a una auténtica democratización partidista porque saben que perderían, pero ya es tiempo que se cumpla esta añeja demanda.

Los eternos caciques o grupos políticos ya no deben tener cabida en el nuevo proceso de refundación partidista.