Una de vaqueros

Por Arturo García Gaytán

http://pandemiaradio.radio12345.com/ http://periodismoferoz.blogspot.mx/ http://periodistarural.blogspot.mx/
en twitter: @arturo_ggaytan
en facebook: Arturo García Gaytán

Alsonso:

Te dieron un voto de confianza,

no un cheque en blanco…

La crisis que desató su desgobierno en Arantepacua amenaza con escalarle y estallarle y todo debido a la impericia de sus colaboradores y compinches y, a los intereses que detrás de esa gente existen, pues desafortunadamente se aprecia mano negra.

Comuneros indígenas retuvieron vehículos varios que les decomisaron a integrantes de grupos delictivos que saquean su bosque, les asesinan y secuestran, en algunas unidades había armas y explosivos, mismas que se encontraban en los vehículos asegurados en un predio.

Al lugar entraron, primero, elementos del grupo de operaciones especiales, quienes fueron recibidos a pedradas y balazos, enseguida entró en acción un grupo policial armado que asesinó a cuatro lugareños y sustrajo algunos vehículos, pese al cerco informativo en las redes sociales se ventilaron audios y videos del suceso.

En uno de estos audios que circula en las redes se escucha que los vehículos “rescatados” por la policía michoacana eran los que tenían dentro armas y explosivos, fueron los únicos que se llevaron y la voz de dicho video asegura que fue para entregarlos a un grupo delictivo con el cual el gobierno de Silviano mantiene relaciones comerciales.

El video no aporta datos, nombres o referencias, únicamente alude y expone conjeturas que hasta el momento nadie del desgobierno silvianista ha salido a desmentir, han apostado a un cerco informativo que implica silenciar el tema al menos, en los medios con los que tienen relación, en cuanto a redes sociales, bueno, es otra cosa.

Luego, en el desfile de inauguración del tianguis artesanal de Uruapan, grupos sociales inconformes confrontaron al silviano y a Juan Bernardo Corona, a gritos de fuera, fuera y, asesino, asesino, fueron recibidos.

Obvio, el silviano no aguantó calor y se marchó quemando llanta, lo que merece la pena analizar es la extraña reacción del secretario de Seguridad Pública, que soltó a su numerosa jauría a hostigar y a amedrentar a la gente que le gritaba, lo cual, deja mucho que desear.

Entonces a pesar del incumplimiento en el pago de los convenios con los medios masivos de comunicación se decretó una veda informativa respecto al ataque de que fueron objeto los comuneros indígenas, los medios nacionales honraron su dinero y tampoco mencionaron nada.

En cuanto a la simulación de detención de comuneros a la fecha sigue siendo un arma que esgrime silviano, tanto, que se atreve a decir que las víctimas fueron los policías que asesinaron indígenas, y tampoco se ha desmentido la colusión de su desgobierno con grupos criminales.

Esta falta de oficio y operación política es propia del clásico chapulín, que no acaba un periodo de algo cuando enseguida brinca a otro escaño, llámese diputación, senaduría, alcaldía, no acaba nada, tan es así, que su próxima aventura cómicoeróticayelectoral es la presidencia de la república.

Recién nos enteramos que el zángano acosador sexual llamado teodoro barajas rodríguez, se placea en pasillos y oficinas del tribunal de Justicia Administrativa, dice, que su amigazo Marcó Antonio Lagunas lo va a entronar como jefe de prensa del órgano jurisdiccional.

Aprendiz de todo y oficial de nada, el crápula cambia la chaqueta priista y se pone la del sol azteca para evitar a toda costa trabajar, se toma muy enserio eso de que vivir fuera del presupuesto es vivir en el error, ya sabrán la clase de sabandija que meten en nómina cuando comiencen la quejas de jovencitas acosadas.

La semana anterior a la celebración de lo que llaman semana santa se celebró en el patio del Palacio Legislativo un evento “ecológico” auspiciado por el Sigala, que pretende darse baños de pueblo simulando conocer del tema naturista.

Lo que ignora el aspirante a gobernador interino es que en la misma capital del estado, Morelia, se lleva a cabo en total impunidad un magno ecocidio, con la siembra de árboles de aguacate en las inmediaciones de la presa de Cointzio.

Si bien es cierto la zona fue sembrada de origen con eucaliptos, que nada aportan pero si consumen agua y minerales, no ha llegado el caso como en Uruapan que se provoquen incendios forestales para desmontar los cerros, pero tampoco se provoca la reforestación de especias amables sobre todo con la recarga de mantos freáticos.

Y lo mismo alsonso que los cuatro diputados locales por Morelia, ignoran o desconocen que están por secar la principal fuente de agua de la capital debido por la avaricia de algunos y el desinterés de otros.

Desde diciembre del 2016 no se para en Michoacán el delegado especial del CEN del PRI, el tal Hugo Cabrera Ortiz, que además cobra como diputado federal por el Distrito 1 de Querétaro.

Hay abandono en la estructura priista, mismo que se acrecentará con la supuesta renuncia a la dirigencia nacional de Jorque Ochoa Reza, que será sustituido, dicen, por Emilio Gamboa, toda vez que Claudia Ruiz se negó a ocupar la dirigencia nacional.