Por Arturo García Gaytán

http://pandemiaradio.radio12345.com/ http://periodismoferoz.blogspot.mx/ http://periodistarural.blogspot.mx/

en twitter: @arturo_ggaytan

en facebook: Arturo García Gaytán

Alsonso:

Te dieron un voto de confianza,

no un cheque en blanco…

Pero qué jodidos estamos todos ustedes. No cabe duda que entre la bonanza que pregona el gobierno federal, la realidad que nos golpea de frente y ser priista hay un abismo de proporciones apocalípticas, y no se trata de estimar apreciaciones o sensibilidades. Estamos jodidos.

Se sabe que una mentira repetida mil veces comienza a ser verdad, de ahí que nos vean lo majes, teniendo a los medios masivos de comunicación repitiendo todo el día sus “logros”, pareciera que estos son reales y que el gobierno de enrique peña nieto realmente funcionó.

Igual nos la aplica silviano en Michoacán, ahora menos, pues desistió de buscar la candidatura a la presidencia y dejaron de publicitarle en medios nacionales, sin embargo, en lo local, nos bombardean medianamente para enjaretarnos una realidad que no es real.

Volviendo al principio, los priistas con todo el andamiaje del sistema a su servicio son capaces de materializar a su favor cualquier elección, local o federal, es lo mismo, recordemos la máxima que don Eulalio González, Piporro nos legó: with money dance the dog. O sea, con dinero baila el medio.

Cuajaron un escandaloso fraude electoral en el Estado de México para entronar a uno más de la dinastía del Mazo, un tipo buena gente, es verdad, pero gris y sin carisma como político, fue impuesto en el gobierno estatal a un alto costo, no importa, sobre el varo.

Sin embargo, las simulaciones no alcanzan para nombrar candidatos, pues el priista de base, el que pica piedra y se atrinchera y pelea está desencantado con el partidazo, le cerraron toda posibilidad de coronar sus sueños y la zanahoria que antes lo hacía caminar se esfumó.

El soberano de Chiflalandia es un fiel incondicional del grupo Atracomulco y obedece a ciegas las órdenes que le dan, aunque estas vayan en contra de los mismos priistas, es fecha en que no hay convocatoria publicada para senadores, diputados federales, diputados locales y alcaldes.

Todo indica que el peor pecado que puede cometer un priista es ser priista, la imposición del joven Mid es la pauta que habrá de seguir el PRI a nivel nacional, candidatos al filo del reglamento y sin representación con las bases ni el electorado. Los números de Mid como precandidato son alarmantes.

Al priista que levanta la voz y señala incongruencias y se queja es perseguido, apabullado y sometido, los operadores de Atracomulco no consienten cuestionamientos, por eso no hay priista que se queje públicamente de su desgracia.

Todas las candidaturas las está definiendo un pequeño grupo capitaneado por el Clavillazo Ochoa Reza y las dirigencias estatales y municipales se tragan los mocos y se dedican a marear a la militancia que ya se cansó de ser utilizada

y busca volcar sus aspiraciones y necesidades en otras expresiones políticas, entonces, eso de presagiar un mega fraude no se descarta.

Y entre esa marea de atropellos y vejaciones se encuentra la cereza del pastel, que en el caso de Michoacán significa su capital Morelia, que con el número de votos que aporta define perfectamente cualquier elección, entonces, los grupos, corrientes y ánimos comenzaron a crisparse,

Del frente que conforman Verde, Movimiento, PAN y PRD se perfila sin lugar a dudas Carlos Humberto Quintana Martínez, actual coordinador de la perrada albiazul en la legislatura local, es el único con bagaje, trayectoria y autoridad moral para encabezar la contienda.

Los ladridos ociosos del tal juan carlos haragán velez son eso, ladridos estériles que nada más buscan acercarlo a la mesa para negociar una plurinominal, es todo a lo que puede aspirar este triste sujeto más gris que la cola que arrastra.

Por otro lado, el PRI no tiene argumentos para emitir una convocatoria pues ni siquiera han sido capaces de renovar el consejo político municipal, su presidencia y pues en esas condiciones no se puede mediar en un proceso de selección de candidato.

Son tres los priistas que pueden y tienen para ser candidatos a la alcaldía de Morelia: Gabriel Prado Fernández, Constantino Ortiz García y Wildrigo Lázaro Medina; pueden sonar otros nombres, pero serán conejos que hagan correr y fatigar a los punteros.

Los rumores que a muchos les quita el sueño es la posibilidad de que Fausto Vallejo Figueroa participe en la contienda por la presidencia municipal de la capital, pues si hay un ente político con la experiencia, arraigo y aceptación entre los morelianos es Fausto.

Hay quien se atreve a señalar que por eso los suspirantes perredistas serios fueron cobijados en el gabinete del silviano para no exponer a perder estrepitosamente en las urnas con Fausto y que por eso cedieron la posición a alguien dispuesto a comprar la derrota. Cada día falta menos para que esto tome definiciones más serias.

Y en todo el proceso electoral no hay que descartar la intervención directa de los poderes fácticas que participan de nuestra vida política, social, empresarial y espiritual, pues entre pastores, mafiosos, empresarios y sindicalistas está el merado corporativo del voto.

Por cierto, ya va siendo hora de que alguien se atreva a decirle al tal carlos garfias merlos, arzobispo de Morelia, que le guste o no vivimos en un estado laico y que sus opiniones se las puede y debe reservar, no nos interesa escuchar a un dizque hombre que viste faldones negros y es mantenido como un golfo sin trabajar.