VICTOR SILVA/elbuho

Morelia MIch a 3 de agosto del 2018.- Tras el fracaso electoral en donde el Partido Revolucionario Institucional prácticamente quedó hecho añicos, el líder estatal de este instituto político. Él tiene apoyo de los sectores pero también tiene rivales que lo culpan de la derrota.

De acurdo a los propios priistas, la tarea que realiza el también diputado federal no es nada fácil, “es para no dormir y para tenerlos nervios de punta”, mencionó un renombrado ex dirigente quien además sostiene que las sectas internas como la de “Los Chones” quisieran hacerse del control del partido o lo que queda de él.

Argumentó que con la salida de Constantino Ortiz y de Fausto Vallejo, muchos priistas se desmotivaron y se alejaron del PRI, y se adhirieron a otras fuerzas políticas, “el partido se fracturó, se dividió”.

Hubo muchos de los que se decían priistas de hueso colorado que abandonaron al partido, se fueron a otros por intereses personales, por ejemplo, tenemos un Fausto Vallejo, que todos los cargos que tuvo fueron por el PRI. Cambia de color, se hace candidato de Encuentro Social a la presidencia municipal de Morelia y pierde. Fue humillado por la gente que no creyó en él.

Víctor Silva está haciendo una trabajado monumental para unir la piezas de un partido que quedó hecho añicos, no sólo en Michoacán sino a nivel nacional.