Y el gobierno de Michoacán lo sabe

Por Daniel Ambriz Mendoza

Los funcionarios del actual gobierno del Estado de Michoacán saben perfectamente dónde están parados, conocen su presupuesto anual, el cual rebasó los 61 mil millones de pesos en el año 2017 que está por concluir, tienen conocimiento de su deuda pública, la cual de manera conservadora se ha ventilado públicamente que rebasa los 35 mil millones de pesos. En el presupuesto de egresos 2017 publicado el 31 de diciembre del 2016 en el periódico Oficial del gobierno de Michoacán están los rubros entre los cuales se hizo la distribución del gasto, de ahí se desprende que el presupuesto asignado a la Secretaría de educación fue de 20 mil 798 millones, 355 mil, 708 pesos. Resulta increíble que de acuerdo a la lógica del gasto y a los documentos publicados, el presupuesto 2017 sea ligeramente menor al ejercido durante el 2016.
Del presupuesto asignado a las dependencias de la administración pública centralizada, el cual fue de: 33 mil, 362 millones, 285 mil, 413 pesos; la cantidad ejercida por la Secretaría de Educación del Estado de Michoacán, representa el 62.34 %, de ahí, en el capítulo 1000 que corresponde a Servicios Personales se gastan: 19 mil 295 millones, 490 mil, 994 pesos, representando el 92.79% del presupuesto total asignado a la dependencia educativa michoacana. De ese tamaño las cosas.
Esto que acabo de plasmar a groso modo lo saben a detalle los responsables de las áreas ejecutivas, legislativas y administrativas de las dependencias del gobierno del estado de Michoacán, y particularmente, lo sabe el titular de la Secretaría de educación. ¿A dónde voy con este sencillo análisis?, lo que acabo de describir no tiene otra intención más que la de situar la problemática financiera por la que atraviesa el sector educativo de nuestra entidad y buscar soluciones de fondo que resuelvan el problema de todos los adeudos que se vienen arrastrando, principalmente el de los bonos de los trabajadores con clave estatal y todos los pagos que se han detenido o se han dejado de hacer en perjuicio de los trabajadores de la educación del estado de Michoacán.
A los trabajadores de la educación que se les adeuda algún pago, no les importa que la dependencia educativa traiga arrastrando un pasivo que cada año se convierte en deuda pública de más de 4 mil millones de pesos como se ha venido declarando por parte de su titular, los trabajadores afectados quieren escuchar soluciones y recibir respuestas a sus demandas sustentadas en la ley; la obligación de los funcionarios públicos involucrados en este problema les corresponde buscar la solución de manera definitiva, resulta increíble que los errores cometidos durante ejercicios fiscales anteriores se repitan cada año. Estamos ante un serio problema de insolvencia financiera aunado a una deficiente administración de los recursos públicos que se ejercen, o, ¿Cuál es la intención de mantener vivo y recurrente un problema de esta magnitud?, soy optimista y no quiero creer en las intenciones perversas por eso no le veo lógica al seguimiento que se le ha venido dando a este asunto por parte del gobierno del estado.
El gobernador de Michoacán anunció en su momento una medida que podía ir resolviendo paulatinamente el problema de la insolvencia económica para el pago del salario, bonos y prestaciones de manera completa y a tiempo de los más de 32 mil trabajadores de la educación con clave presupuestal estatal, dicha medida consistía en ir congelando toda plaza estatal que se fuera liberando por jubilación, renuncia u otra causa, a todos nos pareció lógica la medida, si no puedes con la carga, aligérala hasta que puedas con ella, pero en la realidad, las claves y horas con cargo al erario estatal se han seguido asignando y así el problema no se resolverá.
Nos gustaría saber las causas por las que no se cumplieron las indicaciones del gobernador del estado, saber también cuánto se ahorró con las medidas de ajuste y austeridad que en su tiempo se anunciaron al interior de la dependencia educativa, pero, sobre todo, saber públicamente, qué medidas presupuestales se implementarán para que, en el 2018, la Secretaría de Educación de Michoacán, pague a tiempo y completo todas sus prestaciones económicas a los trabajadores con clave estatal. Ya son 2 años de aprendizaje, el tiempo transcurrido es por demás suficiente para que exista una solución definitiva a este agudo problema.